Claudia María Ramírez

Claudia María Ramírez - Logo

Comunicas bien. Vendes bien.

Las palabras:

el único medio para vender.

O ¿acaso imaginas que puedes lograrlo sin ellas?

Exacto.

Vendes con palabras.


Claudia María Ramírez palabras
Claudia María Ramírez


Pero no una palabra cualquiera.
Que ya cambiaste de era.

A tu cliente lo espantan los enredos
y las palabras raras le importan un bledo.

Necesita saber qué va a ganar
si su preciado dinero te va a dar.

Y hay un ingrediente ultrafundamental:
que tu empresa escriba como todas es fatal.

Lo comprobaste aquí.

Me has leído.
Te he traído.

Y me recordarás.
Pues no soy una más.

En los negocios, las palabras no son un juego.

Lo son todo.

O usas palabras que conquistan clientes o tu empresa muere en silencio.

Claudia María Ramírez copywriter

Te lo digo yo que con palabras (con copywriting, para usar el terminajo técnico) he atraído clientes de ocho países del mundo y les he dado voz a sus empresas para que dejen de sonar a más de lo mismo.

Porque…

gana quien comunica mejor.

Entonces, identifica qué puesto ocupas en esta carrera.

¿Vas ganando o tu competencia lleva la delantera?

En cinco minutos, detecta los puntos fuertes y los puntos débiles de tu web, y corrige estos últimos porque son los que te hacen perder oportunidades de negocio.

Porque más que señalarte el pelo en la sopa, tras tu diagnóstico obtienes gratis y al instante los lineamientos para que corrijas estos tropiezos y tu empresa conquiste el mundo con su web.

3, 2, 1… Zarpo a la aventura y salgo de dudas.

Las palabras conectan el mundo.

Las palabras te conectan con tu cliente.

Si estás aquí es porque lo sabes, y al leer mis palabras te has dado cuenta de que:
👍🏻 Sí estás leyendo una web;
👍🏻 Una marca sí puede diferenciarse; y
👍🏻 Las empresas se tatúan en la mente de sus lectores.

Lo hice contigo.

Y toda la magia que has descubierto se debe a que estoy más preparada que un yogur:
👉🏻 Estudié Literatura;
👉🏻 Cursé un diplomado en Corrección de estilo (Corrección de textos);
👉🏻 Hice una maestría en Ciencias del Lenguaje; y
👉🏻 Soy copywriter certificada (sí, con diploma, porque no soy una redactora más que usa la palabreja de moda para impresionarte).

Soy Claudia María Ramírez, y fabrico clientes con textos.

Tengo cara de veinteañera, lo sé. No te daré el secreto de la juventud, pero sí me aseguro de que tu empresa tenga textos exclusivos y en los que las personas confiarán.

Pues hay algo debes saber: fui correctora de estilo y editora durante 10 años. Me aseguro de escribir por ti textos sin faltas ortográficas ni gramaticales.

No solo escribo bonito. Te entrego textos impecables y con los que tu potencial cliente no dudará.

Claudia María Ramírez
Claudia María Ramírez: Pongo las palabras precisas en el momento oportuno para que tus potenciales clientes sientan que están hechas a su medida y contraten tus servicios.

1 error de ortografía = 50% MENOS de ventas

Según el estudio del empresario Charles Duncombe

De otro lado y como dato curioso, según mi comunidad, el 38 % le diría a su pareja que no le vuelva a escribir si comete faltas de ortografía.

Ya lo sabes.

Es hora, entonces, de que te lo cuenten mis clientes.

Claudia María Ramírez

En un cardumen,

ningún pez resalta.

Es por esto que las palabras de tu web tienen que tener lucecitas de colores para que tu empresa sobresalga.

💡 Que sea diferente siendo conservadora.
💡 Que sea diferente siendo alocada.
💡 Que sea diferente con pizcas de humor.

Que sea diferente y que lo comunique. Ahí está la clave.

Las palabras que usas hacen que tu marca deje de ser un pez insípido que se mimetiza con el entorno y nadie ve, y se convierta en el tiburón o la ballena que todos reconocen.

Las empresas leídas son marcas que venden.

Hay textos que ignoramos.

Hay textos que olvidamos.

Y hay textos que devoramos, recordamos y nos convencen.


¿Cuáles quieres compartir con tu futuro cliente?

Claudia María Ramírez

Debo confesártelo: te espío. Uso cookies para obtener información sobre cómo navegas en mi web. Mis ínfulas de Agente 007 solo llegan hasta ahí. Si continúas navegando, deduzco que aceptas las condiciones de mi casa. Si no quieres ver más este letrero -que bien feíto sí es-, haz clic en el botón de abajo. Así, las aceptas, tú y yo quedamos con el registro de tu decisión, y el letrero se va. Pero si lo que quieres es conocer qué cookies uso, lee mi política de cookies. Te informas y tomas tu decisión. Disfruta tu visita por mi casa.

ACEPTAR

Aviso de cookies
×
×

Carrito